Los pisos cerámicos son los más utilizados en negocios y oficinas, ya que le dan un aspecto elegante y profesional con su acabado lustroso e impecable, pero para guardar estas características al pasar el tiempo, es necesario conocer cómo limpiarlos adecuadamente.

Este tipo de suelo no solo requiere limpieza, también cuidados y mantenimiento regular para que su aspecto pulido perdure con el pasar del tiempo.

 

Procedimiento para limpiar suelos de cerámica

 

Los primeros pasos para comenzar a limpiar es eliminando toda la basura y polvo en su superficie ya sea barriendo o aspirando.

Para minimizar el riesgo de rayones, en vez de utilizar una escoba de cerdas o cepillo, se debe de utilizar trapeadores tipo americano con hilos de algodón que se deslice sobre la superficie en vez de rasparla, también se puede utilizar trapeadores de microfibra o almohadillas para espacios más pequeños.

Se puede utilizar agua tibia mezclada con un producto limpiador, las dosis a emplearse se especifican en la etiqueta de cada producto, estas pueden venir en presentación de botella para diluir en agua o en versión de espray para pulverizar directamente en el piso.

Actualmente podemos encontrar diversos productos para este tipo de suelo, se pueden encontrar algunos muy estándares que se encuentran en centros comerciales, o algunos más profesionales que se pueden encontrar en tiendas especializadas.

 

Uniones de las baldosas

 

Muchas veces el espacio entre cada placa de baldosa puede guardar suciedad e incluso moho dándoles un mal aspecto, en estos casos también es necesario planear su limpieza de vez en cuando, haciendo uso de un cepillo a la medida y su respectivo producto, en caso de ser suciedad por tierra se puede utilizar el mismo producto de limpieza, pero en caso de moho requerirá de otro producto específico.

 

Dar acabado brillante

 

Algunos productos limpiadores ya tienen incluido componentes para darle un brillo espectacular a los pisos cerámicos y solo basta con fregar suave y superficialmente con dicho producto para ver los resultados.

Sin embargo, con el paso de los años, los pisos pueden volverse opacos a pesar de utilizar producto de limpieza con abrillantadores, en este caso será necesario utilizar equipo para pulir los pisos, esta operación deberá de programarse cada tanto tiempo para su mantenimiento.

 

Cuidados preventivos

 

Algunos consejos para mantener los pisos en óptimas condiciones más tiempo son:

Limpiar lo antes posible: Actuar rápido ante derrames de líquido, comida u otro tipo de suciedad ayudará a que no queden marcas permanentes, ya que muchas veces este tipo de suelos tiene a absorber los colores o corroerse, y remover esto puede resultar muy difícil o imposible sin dañar el material.

Cuidar el equipo y producto utilizados: Utilizar escobas de cerdas, fibras de acero, fibras lavatrastos, detergentes y otros corrosivos puede resultar fatal pues pueden causar rayones permanentes y muy visibles que arruinarán los pisos.

Utilizar protectores de muebles: Existen protectores de silicón que se pueden colocar debajo de las patas de las sillas, muebles y mesas, así evitando rayones al desplazarlas.

Utiliza todos estos consejos para mantener los pisos cerámicos de la oficina como nuevos y siempre brillantes durante más tiempo.