Es común encontrar de los empleados de un negocio decidan renunciar a su puesto para seguir creciendo en sus logros personales, es por ello que todo negocio debe de tener planes o protocolos para saber qué hacer en estos casos.

La importancia de planear renuncias inesperadas ayuda a evitar problemáticas por rezago de trabajo a causa de falta de personal, y cuando se trata de una labor periódica como la limpieza de espacios, puede ser un gran contratiempo.

Al igual que cualquier otro miembro de un negocio u oficinas de una empresa, cada quien conoce muy bien su trabajo y difícilmente otro empleado de otra área podría llevarla a cabo, y cuando se trata de la limpieza también es el caso, especialmente si se utilizan químicos específicos y maquinaria especializada.

Para eso, se puede realizar algunas labores para evitar rezagarse en el ámbito de limpieza profesional, en donde más se presentan estos casos:

 

Tener personal de respaldo

 

Contar con una cartera de profesionales de limpieza con anticipación podría solucionar este problema mientras se trata de cubrir la vacante.

También tener a la mano una cartera de postulantes anteriores a dicha vacante, podría ser un buen lugar para empezar a buscar a algún interesado de manera más rápida.

 

Contar con capacitación para el área de limpieza

 

Existen productos para mobiliaria de madera, de piel sintética, piel genuina, poliéster o plástico, también diferentes productos para limpiar vidrios, espejos, pantallas, pisos y azulejos, para evitar la aparición de moho o corrosión, mantenerlos lustrosos y lejos de daños por el constante uso.

 

Las computadoras y sus componentes, fotocopiadoras y escáneres, las maquinarias y otros elementos de una oficina o negocio, también necesitan un trato especial y diferente, por lo que los conocimientos para mantener una limpieza óptima se vuelven más y más complejos.

Para evitar que el nuevo personal de limpieza cometa errores que puedan costar una descompostura altamente costosa, es necesario brindarle una capacitación de calidad que ayude a evitar toda clase de errores.

Debido a que este tipo de personal tiende a rotar con frecuencia, contar con procesos de capacitación rápidos y efectivos, ayudará a que el nuevo personal esté listo en poco tiempo y así evitar atrasos y siempre manteniendo la buena imagen del negocio.

 

Saber delegar tareas

 

Si se trata de oficinas o inmuebles grandes y numerosos, la mejor manera de obtener un servicio de limpieza de calidad y siempre puntual, es saber delegar tareas entre diferentes empleados para abarcar más espacio.

Pero si dichos inmuebles son pequeños, es común preferir delegar estos trabajos a los mismos empleados de producción o atención.

Sin embargo, esto puede ser contraproducente especialmente en los días más activos, cuando apenas se tiene el tiempo y la energía para realizar sus labores correspondientes, haciendo que le trabajo de limpieza cause disgusto y distraiga al personal.

Por ello, es de vital importancia delegar el trabajo de limpieza a un intendente que mantenga todo en orden y con limpieza para que el personal pueda desempeñarse en condiciones óptimas de trabajo y sin distracciones.